La batalla del IVA

Cualquier autónomo puede confirmar que el IVA le quita el sueño. La recaudación del Estado por IVA creció en 2014 un 8,2%, hasta situarse en la escalofriante cifra de 56.174 millones de euros. De estos 2.947 millones se recaudaron en Andalucía. El 13% del total de lo recaudado por comunidades autónomas. Una cifra que coincide con el peso del PIB andaluz en el PIB nacional.

Este incremento del IVA fue especialmente intenso en el IVA de importación (7,4%) y en el IVA bruto de las pymes (6,7%). Y es que las pymes son las grandes paganas de este impuesto indirecto que cada año contribuye decisivamente a cuadrar las cuentas de las administraciones.

Por eso es importante realizar bien cada autoliquidación trimestral. Es cierto que la Agencia Tributaria es muy restrictiva, pero hay que apurar las posibilidades que brinda la normativa a la hora de rellenar el Modelo 303.

Te damos algunas claves a la hora de deducirte gastos:

Comidas

Desde 2013 no se admiten los tickets de los restaurantes para poder deducirte los gastos de comidas. Necesitas que el restaurante te entregue una factura simplificada. Además, solo son deducibles las comidas con tus clientes. Como consecuencia, quedarían excluidas las dietas.

Coche

Un autónomo puede llegar a pasar más horas en su coche que en su casa. Si utilizas un medio de transporte para visitar a tus clientes o realizar tu trabajo, podrás deducirte el 50%. No obstante, los autónomos transportistas, comerciales, los coches de concesionarios usados para pruebas, agentes de seguridad o las autoescuelas sí se pueden deducir el 100% de los gastos generados por los mismos.

En cuanto a la gasolina, el mantenimiento del vehículo (incluyendo taller y piezas necesarias para su funcionamiento), así como arrendamiento de vehículos, servicios de aparcamiento o vías de peaje, se aplican los mismos porcentajes: 50% o 100% según el caso. La clave está en quedarte con la factura y en justificar qué grado de afectación tiene tu vehículo a la hora de desempeñar tu trabajo.

Ordenador

Si quieres comprarte un ordenador, mobiliario, impresora, también puedes deducirte el IVA, pero siempre recuerda que tiene que tener relación con tu actividad profesional y, nuevamente, la factura debe ir a tu nombre.

Luz y teléfono

La deducción de los gastos de luz o teléfono también está condicionados por tu negocio y si trabajas desde casa. Si tienes un local comercial en el que desarrollas tu actividad comercial, puedes deducirte el 100% del IVA de tus facturas de ADSL, luz y teléfono fijo.  En el caso de que seas freelance y trabajes desde casa, tendrás que demostrar a Hacienda qué porcentaje de metros cuadrados de tu casa empleas para desempeñar tu labor profesional. ¿Cómo hacer esto? Pues incluyendo esta información en el Modelo 036 o 037. Tendrás que indicar los metros cuadrados totales de tu casa, así como los que destinas para tu trabajo para calcular el porcentaje de metros cuadrados que utilizas para el mismo. Ese porcentaje será el que te podrás deducir en tus facturas de internet, luz y teléfono fijo para incluirlo posteriormente en el Modelo 303 de autoliquidación de IVA. Recuerda que la factura debe contemplar tus datos, no los de tu cónyuge si lo tuvieras. El gasto en la factura del móvil, salvo excepciones, sí es 100% deducible.

Así que ya sabes. Revisa bien tus gastos. Aunque desde este blog aconsejamos que la mejor manera de triunfar para un autónomo es dedicar el 100% de su tiempo a su negocio y dejar el papeleo en manos de un gestor administrativo. Te ahorraras preocupaciones y sorpresas indeseadas. Palabra de Gestor.

Leave a Comment


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>