Declaración Universal de los Derechos Humanos

Hace 67 años, exactamente el 10 de diciembre de 1948, se firmaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El siglo XX ha sido una centuria de modernización pero también de barbarie. Y el siglo XXI no le va a la zaga. La civilización alcanza cimas de excelencia, pero a la vez seguimos siendo capaces de destrozarnos mutuamente.

Por eso es tan importante esta Declaración. 30 artículos y unas pocas palabras que sintetizan un auténtico programa de gobierno global que todos debiéramos respetar y contribuir a cumplir.

Artículo 1

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Los gestores comprometidos con la Declaración Universal de los Derechos Humanos

No se trata de una declaración de principios, es mucho más. Se trata de justicia y de igualdad. De respeto a la vida. De libertades y derechos.

Puede parecer que los gestores administrativos, desde una óptica gris, burocrática y administrativista, estamos alejados de principios que van al corazón de la vida de cada persona, pero nada más lejos de la realidad. Nuestra tarea es precisamente defender los derechos y las libertades de las personas. Reclamar lo que les pertenece y garantizar que se aplique el derecho frente a la discrecionalidad o la insensibilidad.

Por eso los gestores administrativos colegiados, cada vez que ayudamos a un ciudadano en un trámite administrativo, estamos comprometidos con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y hacemos de nuestro código deontológico y nuestro compromiso ético una bandera para que, a la vez que ejercemos nuestra profesión, todos vivamos en un mundo mejor cada día. Palabra de Gestor.

Leave a Comment


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>